Categorías

Quedate en Casa

El Tiempo en la zona

El tiempo - Tutiempo.net

APREBA

Descargá la Aplicación en

Proyección Liga Argentina: los jóvenes talentos de la Centro Sur

El gran protagonismo que han acaparado los juveniles y U23 en esta temporada de Liga Argentina es sorprendente e ilusiona a futuro. Todos buscan desarrollarse y sueñan con seguir en ascenso. Cuarta y última entrega con la Conferencia Centro Sur: Central Entrerriano, Ciclista, Estudiantes, Gimnasia, Parque Sur, Racing y Rocamora.

Por Lucas Leiva

La Liga Argentina se ha transformado en un escenario de prueba y fogueo para varios jugadores jóvenes. Una tendencia que a lo largo de los últimos años ha crecido aún más, sobre todo en la presente 2019/20 donde la cantidad de chicos que se encuentran ante una gran oportunidad de explotar se ha ampliado notoriamente. Hablamos de jugadores de proyección, que en el mediano o corto plazo tranquilamente pueden convertirse en jugadores de mayor renombre dentro de la categoría e incluso dar el salto a la Liga Nacional. Son el futuro de la Liga.

Por tal motivo, analizamos algunos de los jóvenes valores que tiene la Liga Argentina. Este será el cuarto informe de los prometedores valores de la categoría, sabiendo que hace algunos días comenzamos a estudiar la Conferencia Sur y que ahora la completaremos con esta segunda parte: la división Centro Sur de la pasada primera fase deñ certamen, comprendiendo a los equipos bonaerenses (Ciclista Juninense, Estudiantes de Olavarría, Gimnasia de La Plata y Racing de Chivilcoy) y entrerrianos (Central Entrerriano, Parque Sur y Rocamora). Un repaso de las actualidades de juveniles y U23 con buenos perfiles, sus registros de esta temporada, algún antecedente y la palabra autorizada de quienes conviven con ellos en el día a día y tienen una mayor apreciación sobre sus aptitudes: los entrenadores:

– Mateo Díaz (Central Entrerriano): base, 1.87 metros y 17 años (06-03-2002, Olavarría)

* Promedios: 10.5 puntos (50.9% dobles, 31.2% triples y 81.5% libres), 3.8 rebotes, 3.5 asistencias, 1.4 recuperos y 13.0 de valoración en 21.1 minutos (13 PJ)

. Indudablemente, Mateo Díaz es un jugador de una categoría y calidad prodigiosa. Con apenas 17 años, tiene unos conceptos impresionantes a la hora de jugar. Proyección a ser uno de los mejores bases, su capacidad y madurez para desenvolverse augurian un futuro top. Tendrá que potenciar un par de cuestiones técnicas y físicas para concretar esa visión, pero quizá uno de los puntos clave que tiene es la regularidad, algo que es muy difícil de conseguir a una edad tan chica como la que tiene el pibe entrerriano. Se formó en Racing de Gualeguaychú, y luego se fue a Sport Club de Cañada de Gómez donde explotó en el Federal 2018/19: 11.1 puntos y 2.7 asistencias con solo 16 años. Ya consolidado en las selecciones argentinas de inferiores, fue clave en tercer puesto del Mundial 3×3 jugado en Mongolia, subcampeón del Sudamericano U17 disputado en Chile hace unos meses (de hecho se perdió algunos partidos del calendario liguero para ir a dicho certamen), integró el seleccionado argentino en el Mundial U17 del 2018 donde brilló en un recordado partido ante Croacia (le anotó 16 puntos) y además viene de consagrarse campeón del Argentino U19 con Entre Ríos promediando 17 puntos, 7.3 rebotes y 3.5 asistencias por partido. Hoy está teniendo un muy sólido pasaje en la Liga Argentina donde es uno de los puntos sobresalientes de Central, y todas las miradas se centran en él. En el Rojinegro tiene el plus de tener a su papá, el emblemático Gaby Díaz, a su lado en cada momento (Gabriel es asistente técnico del DT Mariano Panizza en Central), por lo que el aprendizaje y la maduración es importantísima a través de estas guías. También rodearse de jugadores experimentados en este nivel (como por ejemplo compañeros como Adrián Forastieri), el tener rivales que lo van a exigir desde el duelo de bases en esta categoría ya que abundan en calidad, está en su ciudad y en un club que lo conocen a la perfección. ¿Qué mejor lugar para seguir desarrollándose? Panorama ideal. Más allá de haber tenido algún ofrecimiento de Liga para esta temporada, Mateo optó por vestir los colores de un Central que entre ambos se potencian a cada instante. Ahora el desafío es sostener esta consolidación, para más temprano que tarde dar un salto de proyección, sea o no de categoría pero entendiendo los momentos de su maduración, esa maduración que sorprende en un chico de 17 años dentro y fuera de las canchas.

* La visión de su entrenador: “Mateo es un jugador sumamente talentoso al que pareciera que todo le sale muy fácil. Tiene una gran actitud para el trabajo, y sin dudas que cuando uno convive con él no aparenta tener la edad que tiene por su madurez. Creo que si explota todo su potencial, si sigue trabajando y mantiene toda esa humildad que lo caracteriza, puede dar el salto en breve ya sea para jugar La Liga o para otros horizontes. Obviamente tiene que mejorar algunas cuestiones como su tiro, pero eso estoy seguro de que lo va a hacer porque trabaja mucho y constantemente para seguir mejorando”, Mariano Panizza (DT, Central Entrerriano).

– Tomás Ludueña (Central Entrerriano): base, 1.78 metros y 23 años (15-02-1996, Córdoba)

* Promedios: 9.1 puntos (52.1% dobles, 30% triples y 71.7% libres), 3.6 rebotes, 4.2 asistencias, 1.3 recuperos y 12.4 de valoración en 30.2 minutos (16 PJ)

. Formado en General Paz Juniors, Tomás pasó por Barrio Parque, Ferro de Puero Madryn y Peñarol de Rosario del Tala hasta encontrar su lugar esta temporada en Central, donde se convirtió en uno de los bases jóvenes más interesantes a seguir. Mucho de su interesante despliegue y adaptación en esta categoría (viene de ascender en la 2018/19 con Central Entrerriano justamente) se da también por la química que ya tiene con su entrenador Mariano Panizza, que lo dirige no solo en estos últimos dos años con el Rojinegro sino que además, su llegada al cuadro de Gualeguaychú, se dio desde que compartieron equipo por primera vez en la 2017/18 cuando ambos coincidieron en Peñarol del Tala. Base inteligente, de buena maduración y que puede ser importante en ambos costados, está teniendo una liga saludable que puede ser determinante para consolidarlo dentro de la Liga Argentina.

* La visión de su entrenador: “Con Tomi esta es la tercera temporada que compartimos. La verdad es que su evolución ha sido constante, es un chico con mucha voluntad para trabajar y para escuchar, muy inteligente, no le tienen que repetir dos veces las cosas que entiende a la perfección su rol. Creo que en algún momento era un jugador revulsivo, pero ya hoy podemos decir que es un jugador que entiende los momentos de los partidos. Ha mejorado mucho su tiro de tres puntos que quizá era su déficit, y además tiene una gran lectura de juego tanto en defensa como en ofensivo”, Mariano Panizza (DT, Central Entrerriano)

* Mariano Panizza (DT, Central Entrerriano) sobre la proyección de otros dos jóvenes jugadores del plantel, como lo son Cristian Zenclussen y José Bione:

“Kiki (Zenclussen) esta temporada no ha tenido suerte en un montón de situaciones, primero su lesión y después un temita familiar que un poco lo condicionó. Pero la realidad es que tiene un gran potencial, le queda otro más como ficha U23. Creo que es un jugador muy fuerte que particularmente a mí me gusta mucho porque también tiene un gran nivel de esfuerzo, trabaja muy bien durante la semana, es un chico muy disciplinado y educado, y con un gran potencial para seguir mejorando y explotando. Jose por otro lado tiene 20 años, que por ahí esta temporada le ha tocado cargar con una responsabilidad importante porque es nuestro 4 sustituto, toma esa posición cuando (Gastón) Córdoba va al 3 y lo ha hecho bien. Al principio le ha costado porque me parece que no estaba acostumbrado a tener la cantidad de minutos que está teniendo, pero tiene unas cualidades físicas importantes, muy atlético, con un poder de salto importante y un chico muy fuerte. Tendría que mejorar su tiro de tres puntos para poder jugar más abierto y preocupar más cuando se encuentra lejos del aro; por ahí le ha tocado jugar mucho cerca del aro y tiene buenos recursos, pero por talla en algunas situaciones se le complica”

Con apenas 17 años, Mateo Díaz es uno de los talentos con mayor proyección de la Liga Argentina (foto: Prensa Gimnasia)

– Maximiliano Tamburini (Ciclista): escolta, 1.79 metros y 23 años (23-06-1996, Junín)

* Promedios: 11.3 puntos (48.6% dobles, 38.3% triples y 100% libres), 1.0 rebotes, 1.9 asistencias, 0.7 recuperos y 8.8 de valoración en 24.9 minutos (14 PJ)

. Maxi es uno de los jugadores que al escuchar su nombre uno tranquilamente puede confundirlo con un mayor, por los importantes años que ya lleva dentro de la categoría y la trayectoria que ha sabido labrar a pesar de su marcada juventud. Y en algo no estaría tan alejado de la realidad, porque con tan solo 23 años está transitando su séptima temporada en la categoría, seis de ellas en el club de sus amores y la restante en Ameghino (2017/18). Punto determinante en la carrera para un jugador que tiene un grado de maduración enorme, siendo el capitán del equipo juninense y con una sobriedad sorprendente a la hora de jugar. Referente del club, parte del equipo campeón del TNA que en el 2014 ascendió a la Liga, presencia en la elite durante el 2015 también con Ciclista, más de 700 puntos en la institución… básicamente Tamburini es Ciclista y Ciclista es Tamburini, y eso dentro de una entidad con tanto renombre dice mucho. Sus últimas temporadas fueron claves (8.1 puntos y 2.5 asistencias en el León de Villa María, y 7.4 puntos en su regreso a Junín la temporada pasada), pero este año su despegue está siendo por demás superador. Más allá de su proyección, ya es un perimetral totalmente asentado en la Liga Argentina, pero va por más y si se mantiene en esta curva ascendente podría tener un futuro más grande.

* La visión de su entrenador: “Maxi ya es presente, una realidad. A pesar de su corta edad es un jugador referente de la categoría, un símbolo en el club. Tiene mucho carácter, siempre pensando en el equipo y con un rol muy protagonista. Su capacidad anotadora de larga distancia es muy importante, a esta gran virtud le ha incorporado el stop y tiro, el correr a cancha abierta y la lectura en los pick and roll, lo que lo hace un jugador ofensivo con muchas características. Esta temporada viene mejorando mucho en el aspecto defensivo, su intensidad y energía para defender todo el campo. Es un jugador joven con experiencia y consciente que puede seguir agregando cosas a su juego para el crecimiento”, Fabricio Salas (DT, Ciclista)

Fabricio Salas (DT, Ciclista) sobre otros jóvenes de la institución verdirroja, como lo son Ignacio Colsani y Sebastián Cuevas, además de la interesante aparición de un chico que está haciendo sus primeras armas como Silvano Merlo:

“Ignacio Colsani y Sebastián Cuevas, son jugadores con proyección, el club apostó a ellos para desarrollarlos. Trabajan muy bien el día a día, han tenido minutos de calidad en la Liga entrando a defender jugadores de jerarquía y produciendo cada vez más en ataque. Su capacidad de aprendizaje y el deseo por querer mejorar son sus puntos fuertes, lo que les permite crecer como jugadores y nos dan la confianza necesaria para que sean parte de la rotación del equipo. Silvano Merlo tiene 17 años, carácter y mucho potencial. Puede jugar de 1, 2 o 3. Tiene mucha lectura del juego, le gusta asistir a sus compañeros y se siente cómodo cuando tiene que anotar. Es un jugador talentoso y con potencia física, tiene un lanzamiento de 8/9 metros muy interesante, a cancha abierta es sumamente peligroso. Su punto a seguir mejorando es la defensa individual y colectiva. Sin dudas es uno de los jóvenes con más proyección en el país, dependerá de él, hoy va por el camino correcto”.

Tamburini, capitán verdirrojo, es uno de los jóvenes más experimentados de la Liga (foto: Prensa Ciclista)

– Agustín Brocal (Estudiantes): escolta, 1.91 metros y 22 años (09-10-1997, Resistencia)

* Promedios: 13.0 puntos (52.1% dobles, 37.3% triples y 53.6% libres), 4.6 rebotes, 2.5 asistencias, 1.4 recuperos y 12.1 de valoración en 31.0 minutos (14 PJ)

. Brocal se encuentra dentro de un año de consagración dentro de la categoría. Ratificando que la temporada pasada su descollante nivel no fue una casualidad sino una causalidad, en esta 2019/20 ha subido la vara y sus responsabilidades han pasado a ser mayores, consolidándose como el referente de un histórico y constante protagonista como lo es Estudiantes. El año pasado firmó una tremenda temporada con 12.6 puntos, dando un salto gigantesco si tomamos en cuenta de que venía de promediar 5.0 puntos en la 2017/18. Todo esto le valió para, más allá de estar en Liga Argentina, ir como invitado a un seleccionado de la Liga de Desarrollo de la AdC a jugar a Brasil en febrero del 2019, como uno de los proyectos contemporáneos más prometedores de nuestro básquet (fue el único de la categoría en viajar). Maduración notoria para un pibe chaqueño que llegó a los 15 años al Bataraz y que este año empezó a tener mucho más peso en ataque desde la salida de Andrés Lugli a la Liga Nacional, y que hoy es el máximo anotador del equipo por encima otros grandes pilares como Jeremías Sandrini o Pato Rodríguez. Además el escolta es un todoterreno, porque no solo se destaca en puntos sino también en todos los demás rubros.

* La visión de su entrenador: “Brocal ya viene marcando muchas cualidades, desde el año pasado haciéndose cargo de un rol diferente al que estaba acostumbrado. Tiene más protagonismo, y este año la iniciativa era solidificar esa actitud que tuvo. Obviamente que lo que más le destaco a Brocal es esa aceptación a los retos que se le propone y la seria búsqueda de concretarlos, tiene esa gran virtud. Otro de los retos que se le ha propuesto para este año es el liderazgo”, Gustavo Fernández (DT, Estudiantes).

– Ignacio Galardo (Estudiantes): pivote, 2.07 metros y 22 años (17-07-1997, Olavarría)

* Promedios: 8.3 puntos (51.9% dobles y 71.4% libres), 6.5 rebotes y 11.0 de valoración en 21.3 minutos (15 PJ)

. Nacho Galardo está teniendo una temporada importante dentro de su carrera en esta 2019/20. Atraviesa un momento importante para asentarse en la Liga Argentina, siendo uno de esos jugadores propios del riñon del club tras haber realizado toda las inferiores dentro del Bata, militando también en el certamen local más allá de ese recorrido. Ahora, después de que en marzo del 2018 se alejó del plantel por cuestiones personales, volvió a mediados de la temporada pasada para cubrir el lugar que dejó vacante Mariano García y continuó en la presente campaña, donde actualmente es uno de los puestos fijos de la rotación del Lobito Fernández en la zona pintada. Sin dudas esta es su temporada, con un grado de madurez mayor y aprovechando cada una de sus oportunidades. Este es su sexto año en la categoría, pero por lejos es su mejor liga, teniendo en cuenta que la 2018/19 que jugó de forma incompleta fue su mejor pasaje en cuanto a medias estadísticas (4.6 puntos y 2.0 rebotes en 14 partidos). Etapa clave de su desarrollo, sabiendo que todavía tiene un año más como ficha U23 y que por juventud, posición y talento tiene un tramo mayor para explotar.

* La visión de su entrenador: “Galardo está conviviendo y disfrutando de una maduración deportiva lógica, y está descubriendo que puede ser muy importante también debido a la inteligencia que tiene para poder interpretar las cosas, y eso le facilita poder llevarlas a cabo”, Gustavo Fernández (DT, Estudiantes)

Gustavo Fernández (DT, Estudiantes) sobre otros dos buenos valores del Bataraz, como lo son Mariano Marina y Johu Castillo:

“Marina es otro de los chicos del que podemos hablar, estaba en las mismas condiciones de búsqueda que en un principio Brocal, sin haber rozado absolutamente nada de competencia de este nivel, y la tranquilidad que me deja es el carácter que ha mostrado desde el primer día para poder ir a plantarse en una posición que no es fácil y con una mentalidad muy conveniente a lo que nosotros necesitamos. Castillo también. A Johu hoy le estamos tratando de encontrarle la vuelta, porque físicamente está mejor, hay que ver de qué manera se pueden utilizar los minutos que pueda entrar y jugar para ser un poquito más beneficioso. Los demás pibes son muy chicos todavía y están rozándose en el día a día con la Liga Argentina y eso les viene muy bien”.

Brocal viene de tener un altísimo nivel en estos últimos dos años y su potencial no conoce techo (foto: Cristian Perco)

– Nicolás Remolina (Gimnasia): base, 1.85 metros y 21 años (24-03-1998, Temperley)

* Promedios: 6.2 puntos (41.2% dobles, 25.5% triples y 77.8% libres), 2.9 rebotes, 2.3 asistencias, 1.1 recuperos y 4.6 de valoración en 29.0 minutos (17 PJ)

. A pesar de su juventud, Remolina es uno de los jugadores de conocido recorrido dentro de la Liga Argentina. Hoy disputa su cuarta temporada en la categoría, la segunda dentro del Lobo y siendo uno de los jugadores que también se asentó para este año, asumiendo el rol del conductor principal del equipo platense y haciéndolo con una notoria regularidad. Previamente pasó por Temperley, su club de origen y donde incursionó dentro de la Liga Argentina, además de tener también un paso por Centro Español. Las inferiores de Boca e Independiente de Neuquén en el Federal también se convirtieron en sus hogares en algún momento de su carrera. El año pasado en Gimnasia no pudo completar la temporada por una lesión (luxación en uno de sus hombros), disputando solo 20 partidos pero con registros aceptables (7.2 puntos, 2.7 rebotes y 2.7 asistencias en 26.4 minutos); y esta temporada adquirió un mayor protagonismo dentro de la estructura de Mauro Tartaglia, que confió en la intensidad que imprime y su gran visión de juego. No desentonó, quizá no es un armador con mucho gol en su mano pero sí tiene una importante labor en el costado defensivo. Eso lo ha hecho importante en el Tripero.

* La visión de su entrenador: “Más allá de que todavía sigue siendo un jugador muy joven, Nico Remolina es un chico con muchísima experiencia porque ya jugó varias temporadas en el Federal y en la Liga Argentina. Hoy por hoy es un titular casi inamovible en nuestro equipo. A pesar de su edad es un jugador muy maduro, muy serio y muy trabajador, que le da al equipo mucho orden, intensidad y agresividad defensiva. Tiene mucho por seguir creciendo. Estoy convencido de que ya es un base de la categoría y que podría jugar en cualquier equipo de esta liga”, Mauro Tartaglia (DT, Gimnasia)

* Mauro Tartaglia (DT, Gimnasia) también se refirió a otros de los jóvenes jugadores que tienen en el Lobo, como Joaquín Acuña, Agustín Sánchez, Yago Sánchez y la vital aparición de Marcos Risso:

“Los casos de Joaquín Acuña y Yago Sánchez, al igual que Nico Remolina, también son dos chicos del club que ocupan ficha U23 oriundas. Son dos jugadores con mucho talento y abocados al trabajo en el día a día, siempre preocupados por mejorar y por ganarse un lugar dentro del equipo profesional. Con los altibajos lógicos de la edad, pero ambos están convencidos de que quieren ser profesionales y tener una carrera dentro de la categoría o un poco más. El Chiqui Sánchez también es otro de los jugadores jóvenes con mucho recorrido, es un chico muy laborioso que tiene mucha predisposición para trabajar duro abajo del aro, no tiene problemas en defender a cualquier jugador del equipo contrario; siempre muy trabajador y sacrificado para el equipo. El caso de Marcos Risso es para destacar, tiene 18 años y creo que es un jugador muy talentoso que tiene una buena talla para jugar en la posición que lo hace, que es de base o escolta. Tiene mucha personalidad a pesar de ser muy joven, y las veces que le ha tocado entrar a jugar lo ha hecho con muchísimo carácter, pareciera que no le pesa estar adentro de la cancha y eso creo que es muy importante porque se adapta a cualquier situación. Creo que tiene mucho para crecer y es de los jugadores jóvenes que, se sigue desarrollando y se mantiene por este buen camino, puede jugar hasta un escalón superior del básquet argentino. Creo que es uno de los jugadores con más proyección bajo mi punto de vista”

Con un amplio recorrido, Remolina se ha logrado asentar como uno de los bases jóvenes más regulares (foto: Prensa Gimnasia)

– Laureano Legaria (Parque Sur): base, 1.85 metros y 19 años (07-07-2000, Gualeguaychú)

* Promedios: 8.0 puntos (45.5% dobles, 36.4% triples y 68.4 libres), 3.0 rebotes, 2.1 asistencias, 1.1 recuperos y 7.7 de valoración en 20.0 minutos (17 PJ)

. Laureano es una de las mejores apariciones de la Liga Argentina en esta temporada. Para algunos podía ser un tapado, sin embargo su calidad de juego y su proyección por demás interesante siempre han sobresalido, teniendo grandes expectativas sobre su desenvolvimiento en la categoría. Cumplió y con creces, porque ya le tocó ser la máxima figura en varios partidos y hasta ha sabido cerrarlos, con un grado de madurez en su juego que claramente es notorio y sorprendente. Individualmente, en el uno contra uno, es un jugador imparable, rápido y juega con cierto desparpajo, lo que fusionado con su carácter aguerrido termina siendo una combinación letal. Ex Bahiense del Norte, Zaninetti y Ferro en Liga de Desarrollo, claramente deberá seguir creciendo porque está haciendo sus primeras armas dentro de la categoría, sin dudas esta temporada aparecía como escenario de prueba, pero rápidamente cambió esa posible incertidumbre sobre su rendimiento en un plano muy favorable gracias a su gran nivel. Y es que había aterrizado al equipo para venir de atrás del capitán Agustín Richard en la base, y sin embargo, más allá de que es el armador suplente, siendo esta su primera experiencia en Liga Argentina y con 19 años ya promedia 20 minutos por partido. ¿Como dato a color? Laureano es sobrino del emblemático Raymundo Legaria.

* La visión de su entrenador: “Laureano Legaria tiene 19 años. Por ahí vino un poco tímido al principio porque pensaba que como venía atrás de Agustín, (Richard) que es el capitán y referente del equipo, iba a tener pocos minutos. Y yo le expliqué al padre y a él que acá venía a jugar, como lo hago con todos los chicos, no me fijo la edad que tienen sino lo que me dan en el día a día, y después trato de exprimirlos al máximo para que después cuando estén en cancha exploten lo mejor posible. Hasta ahora me ha dado muchos resultados, es un jugador con mucha proyección, muy rápido, en el uno contra uno es indefendible con la pelota en la mano. Si bien no tiene un tiro de tres con saltabilidad es un tiro estático pero con muchísima eficacia, y lo toma cuando está solo, no cuando está marcado, por lo que eso lo hace muy bien. Y técnicamente, en la parte individual de los fundamentos, realmente es muy bueno. Creo que es un jugador de proyección de Liga sin ningún lugar a dudas. Estoy trabajándole un poco la parte mental, la parte psicológica, porque está teniendo muchos minutos determinantes dentro del equipo y tiene solo 19 años, entonces tengo que estar tratando de ir apoyándolo de atrás y de cerca, para que cuando se equivoque no se me bajonee. Pero sin dudas tiene una gran proyección”, René Richard (DT, Parque Sur)

– Juan Pablo Lugrin (Parque Sur): alero, 1.92 metros y 23 años (05-11-1996, José C. Paz)

* Promedios: 8.8 puntos (50.9% dobles, 31.5% triples y 83.7% libres), 4.9 rebotes, 1.1 asistencias y 10.1 de valoración en 26.5 minutos (16 PJ)

. Jugador ya asentado dentro de la categoría, pero con el potencial suficiente para seguir desarrollándose y dar un salto mayor de calidad. Lugrin fue parte determinante la temporada en el campeón Platense que terminó ascendiendo a La Liga (promedió 3.9 puntos, 2.9 rebotes y 1.3 asistencias en la 2018/19), habiendo estado tres años con el Calamar. Surgido de la cantera de Obras y con pasado en otros equipos como Comunicaciones en LDD, fue mostrando un buen desarrollo en su juego año tras año. No obstante, en esta misma campaña es donde ha dado un salto importante de calidad. Si bien siempre ha sido un jugador de rol, sacrificado e importante en el costado defensivo, pero ahora le ha sumado a su juego un mayor protagonismo en ataque, algo que también viene de la mano por el peso que tiene su nombre dentro de la estructura sureña. Se anima a tomar más tiros y pasó de ser una las sorpresivas alternativas de ataque en la temporada pasada con Platense a ser uno de los anotadores regulares de este año con Parque Sur. Es también parte de la maduración de un jugador que tiene otra responsabilidad para este año, que pasó de un perfil discreto a uno con mayor exposición. En Liga Argentina ya se afianzó prácticamente por completo en estas últimas dos campañas, pero ahora el desafío está en dar un paso más adelante, convertirse en un jugador más desequilibrante y decisivo, y pensar más allá.

* La visión de su entrenador: “Juan Pablo Lugrin tiene un poco más de ventaja que el resto porque tiene mayor experiencia dentro de la categoría, es un U23 ya afianzado que cumple muchos roles dentro del equipo. Puede jugar de 3 y 4 muy bien, defender a un americano o a un 4 fuerte, es un jugador todoterreno. Yo por ahí le estoy corrigiendo un poco el tiro de tres puntos, le estoy tratando de dar un poco más de confianza en eso, sabiendo que por ahí cuando estaba en Platense no tomaba muchas determinaciones en ese aspecto, pero lo ha mejorado un montón y lo ha sumado a todo el repertorio que tiene. Creo que Juan Pablo no es un jugador de proyección sino un jugador afianzado dentro de esta categoría, para jugar Liga le faltaría un poco más de explosión física, algo que estamos buscando, pero ha mejorado un montón en la confianza, en los minutos y en la determinación que tiene dentro del equipo”, René Richard (DT, Parque Sur)

– Gervasio Guelache (Parque Sur): alero, 1.97 metros y 20 años (22-11-1999, Concepción del Uruguay)

* Promedios: 7.2 puntos (47.2% dobles, 38.3% triples y 76.9% libres), 2.5 rebotes y 5.3 de valoración en 17.5 minutos (17 PJ)

. Segunda temporada del juvenil uruguayense en el equipo sureño. Y su incursión, impulsada por algunas bajas por lesión que tuvo el equipo al principio de este año, ha sido clave para catapultarse y ganarse un lugar fijo dentro de la rotación. El ex Zaninetti mejoró considerablemente sus cifras del pasado curso al actual (promedió 2.0 puntos y 1.4 rebotes en 44 partidos), y aunque está algo lejos de tener una temporada consagratoria en esta 2019/20, sin dudas que se presenta como su año bisagra para comenzar a dar saltos de calidad mayores. A partir de ahí dependerá no solo de las oportunidades que tenga, sino también de su trabajo diario y las mejorías que consiga. Hoy ya lo viene haciendo muy bien, logrando ese desarrollo, siendo un alero que también puede jugar como escolta y que en este último sector puede sacar mayores ventajas por su buena altura. No obstante, deberá ser más regular desde lo técnico, porque demuestra condiciones pero si no es sólido será difícil esa doble función. Lo positivo es que tiene mucha juventud, varios años más de crecimiento, es un jugador muy veloz y que, actitudinalmente con el balón en mano, no es tímido. Futuro a seguir y a acompañar.

* La visión de su entrenador: “Guelache es un jugador que mide 1.96 metros, puede ocupar el puesto de 2 y 3, es muy rápido y tiene mucha saltabilidad. Le he corregido el lanzamiento del perímetro, tiene mucha confianza. Cuando estuvieron lesionados (Sebastián) Álvarez y (Juan Pablo) Lugrin jugó 5 partidos de titular y anotó en 2 o 3 partidos más de 20 puntos dando muchos del perímetro y también siendo un jugador muy vertical, salta mucho, es rápido. Por ahí lo que le falta es mantener un poco la faz de la técnica individual en todos los minutos que está en cancha. Por ahí se pierde un poco defensivamente, eso tiene que mejorarlo, lo estamos trabajando pero es muy completo; yo creo que es un jugador de proyección de Liga, pero se tiene que mentalizar en el día a día de matarse entrenando porque un jugador de 19 años cerca de cumplir 20 si quiere proyectarse a jugar Liga Nacional físicamente tiene que volar. Lo está buscando, creo que es un jugador de mucho talento”, René Richard (DT, Parque Sur)

René Richard (DT, Parque Sur) sobre los demás jóvenes de la amplia rotación de los Sureños, destacando los trabajos de Mateo Battistino, Ignacio Zulberti y Brian Osuna:

“Zulberti es un jugador de rol, tiene que aprender todavía muchas cosas, sobre todo a no enojarse tanto porque es un jugador de rol y debe cumplir su trabajo dentro del equipo. Pero de a poco se va afianzando y creo que lo va a hacer muy bien. Battistino es otro jugador que tiene mucha proyección, es un potencialmente desde lo físico muy bueno, es rapidísimo, muy bueno, pero está falto de confianza y estoy trabajando en eso. Desde la psicología lo estoy trabajando para que cada partido que llegue no tema tanto hacer cosas, pero creo que va a terminar jugando muy bien. Osuna es otro de los chicos que tiene 19 años, mide 2.04 metros, y tiene que mentalizarse que está jugando básquet profesional porque ya dejó de ser un juvenil; y estamos trabajando en eso. Es un jugador que tiene mucha altura y técnicamente es bueno, pero tiene que tratar de trabajar un poco más para que los minutos que le toque entrar en cancha se raspe un poco más la ropa”.

Con talento y una de las proyecciones más importantes de la Liga, Legaria es una de las sensaciones de esta temporada (foto: Prensa Gimnasia)

– Santiago Barrales (Racing): ala pivote, 1.98 metros y 21 años (28-08-1998, Chivilcoy)

* Promedios: 11.4 puntos (54.5% dobles, 31.7% triples y 79.2% libres), 5.4 rebotes, 2.6 asistencias, 1.3 recuperos y 11.1 de valoración en 28.1 minutos (14 PJ)

. El talento joven e innato de Santiago Barrales es uno de los mejores que tiene hoy la Liga Argentina. Parte del proyecto de Racing siendo uno de esos jugadores fuertemente identificados a la filosofía del equipo, estamos ante un ala pivote que también puede correrse a la posición de alero. Técnicamente tiene todos los recursos para llegar a ser un jugador más explosivo aún, de mayor jerarquía porque ya a esta edad es totalmente determinante. Hoy tiene mayor protagonismo como cerca de la pintura porque es un gran reboteador, deberá sumar un mayor criterio al controlar el balón por más tiempo, pero su capacidad de desarrollo es tremenda. Al principio de esta temporada le costó acomodarse un poco por dos cuestiones: equipo totalmente renovado y joven, y también porque venía de una severa lesión de la temporada pasada (fractura osteocondral con hundimiento de rótula derecha, más la casi ruptura total del ligamento cruzado posterior, lo que lo dejó afuera de toda la 2018/19 con apenas dos meses de competencia jugados). Renovó para este año, fue sumando confianza en su vuelta al ritmo de juego, y hoy hasta supera los sobresalientes números que llevaba la campaña pasada antes de su dolencia (llevaba 10.9 puntos, 2.9 rebotes y 1.3 asistencias en 21.1 minutos de promedio). Otra interesante faceta es su lanzamiento externo, siendo un muy buen 4 tirador a pie firme, muy atlético. Tiene varios años más para terminar de desarrollarse, pero el panorama es más que alentador como una de las promesas más sólidas del básquet chivilcoyano.

* La visión de su entrenador: “A Santiago lo conozco desde hace ya 5 años de tenerlo en el club, es de Chivilcoy y desde que llegamos acá ha tenido una evolución muy importante. Es un chico que entrena muy bien, tiene un muy buen tiro de tres puntos, muy atlético y que le gusta mucho el rebote ofensivo. Entiende muy bien el juego. Para mejorar tal vez tendría que trabajar un poco más en su mentalidad, porque es un chico que se va muy para abajo cuando comete errores. Hoy está jugando de 4 pero puede hacerlo de 3 tranquilamente porque tiene las condiciones para hacerlo, pero para ello tendría que mejorar un poquito más el dribbling y poder desenvolverse un poco mejor poniendo la pelota en el piso”, Diego D’Ambrosio (DT, Racing)

– Lisandro Fernández (Racing): escolta, 1.95 metros y 21 años (19-01-1998, Cañada de Gómez)

* Promedios: 13.9 puntos (53.7% dobles, 32.1% triples y 81.2% libres), 2.3 rebotes, 2.6 asistencias y 11.9 de valoración en 28.3 minutos (7 PJ)

. Lisandro es un jugador con indudable proyección a La Liga en un futuro cercano. Surgido de Sport Club de su Cañada de Gómez natal, ya tuvo su primera experiencia dentro de esta categoría en la 2013/14 del ex TNA, con apenas 15 años. Con este mencionado pasado en su ciudad y luego adquirido en 2015 por San Lorenzo, donde fue una de las fichas juveniles del equipo y jugó en Liga de Desarrollo, después de tres años en Boedo pasó a Salta Basket para sumar minutos de juego de calidad y adquirir el roce de alta competición. Fue allí en Salta donde volvió a aceitarse de a poco, con un gran trabajo durante la temporada pasada (6.7 puntos, 1.7 rebotes y 1.1 asistencias en 17.6 minutos), pero sin dudas que en esta 2019/20 dio un salto notorio, en cuanto a cómo se acomodó dentro del equipo, las responsabilidades que tomó dentro de un plantel muy joven que le está abriendo las puertas, y con un equipo que a través de su filosofía y la de su entrenador Diego D’Ambrioso le sentaron a la perfección. Lamentablemente en los primero partidos de esta campaña se lesionó y estuvo parado cerca de un mes hasta los últimos partidos del 2019 donde fue recuperando su nivel, pero Lisandro sin dudas es un joven con impresionante talento tanto técnico como físico. En ataque es una topadora y es uno de los grandes artilleros de la Academia, y aunque detalles a corregir propios de su edad, está claro que por esa misma juventud también tiene un tramo importante por recorrer respecto a su desarrollo, por lo que claramente solucionará esos pequeños detalles (algunos en defensa, donde en ciertos pasajes le falta una mayor intensidad para ser regular).

* La visión de su entrenador: “Lisandro es uno de los chicos que quería que viniera a Chivilcoy para esta temporada. Tiene unas condiciones físicas muy buenas, es un jugador que entiende mucho el juego, juega muy pero muy bien el pick and roll, y la verdad es que tiene todas las condiciones para ser un gran jugador. Tiene que mejorar en la parte defensiva, sentirla un poquito más, y estar un poquito más concentrado en el juego ya que por momentos se distrae; pero la verdad es que ofensivamente es muy pero muy completo, va muy bien para adentro, entiende muy bien dónde pasar el balón y tiene un tiro realmente muy bueno que incluso podría ser mejor si lo perfecciona un poco más. Es una lástima que se nos haya lesionado 5-6 partidos, porque había arrancado realmente muy bien y ahora está tomando ritmo otra vez; pero es otro de los jugadores que creo que tendría que andar muy bien a futuro”, Diego D’Ambrosio (DT, Racing)

– Bruno Pallotti (Racing): base, 1.82 metros y 22 años (06-01-1998, Chivilcoy)

* Promedios: 10.0 puntos (44.3% dobles, 41.3% triples y 70% libres), 1.6 rebotes, 3.3 asistencias y 9.2 de valoración en 21.1 minutos (14 PJ)

. Pallotti llegó a Chivilcoy como uno de los jóvenes a seguir de cerca y con la misión de ser uno de los conductores del equipo junto con el capitán Alejo Barrales. Y a pesar de la responsabilidad que puede significar eso, viniendo detrás de un referente de la institución, sin dudas lo está cumpliendo a la perfección, sin que eso le pese. Tal es así que, más allá de ser el base suplente, el juego del bahiense está tan bien considerado por Diego D’Ambrosio que por varios pasajes de los partidos hasta utiliza una doble base con Barrales-Pallotti. Ya en Petrolero había mostrado grandes cuotas de su nivel hasta antes de su lesión, recordando que no terminó la temporada por un inconveniente físico en una de sus manos pero que ya había mostrado su potencial con aceptables números: 7.0 puntos, 1.7 rebotes, 1.9 asistencias y 20.8 minutos en la 2018/19 con el Matador. Es un interesante base con mucho gol en la mano y capacidad para convertir desde varios puntos de la cancha. Actitudinalmente también tiene un carácter que lo acompaña, y sin dudas que su proyección es más que interesante. Ya es su tercera temporada en la Liga Argentina, y está consolidándose como jugador de la categoría cada vez más, sabiendo que con apenas 21 años todavía tiene un buen tramo para recorrer y asentarse más aún.

* La visión de su entrenador: “A Bruno nosotros lo conocemos desde hace bastante porque es de Bahía y juega mucho zonales y provinciales contra Chivilcoy. Es un chico muy pero muy interesante. Es un base de muy buena mano, con un muy buen tiro de dos y de tres puntos, con mucha agresividad. Viene de una lesión mínima en la rodilla desde el año pasado que le demandó algún tiempo para recuperarse, pero la verdad es que ha trabajado muy pero muy duro para ponerse bien del todo. Le faltaría a mi criterio ser un poquito más ordenado en distintas situaciones de juego, porque sabe jugar muy bien al básquet y al tener tanto gol a veces le cuesta ordenar un poco al equipo en algunos momentos. Ha venido en crecimiento, porque los últimos 7-8 partidos suyos han sido muy buenos, y nosotros estamos muy contentos con él”, Diego D’Ambrosio (DT, Racing)


Diego D’Ambrosio (DT, Racing) sobre la importancia de otros jóvenes dentro de la institución racinguista como Matías Gómez y Juan Fernández:

“Mati Gómez es un chico que está con nosotros desde hace 3 años. Tiene 22 años y un muy buen tiro de tres puntos, ha mejorado muchísimo la defensa que era uno de los grandes déficits que tenía, y ahora estamos tratando de que juegue mejor el pick and roll que era una de las cosas que más le venía costando. Pero está entrenando y trabajando muchísimo para mejorar, seguramente lo va a poder conseguir porque realmente que se esfuerza y preocupa mucho por seguir creciendo. Y Juani Fernández, un chico que trajimos acá con Lisandro (Fernández), es un joven con unas condiciones atléticas muy pero muy buenas, salta mucho, penetra muy bien y es un chico muy inteligente. Acá está haciendo sus primeras armas porque viene de jugar en la Liga de Desarrollo y acá estamos tratando de trabajar en la defensa que es algo que le ha venido costando, pero la ha mejorado en este último tiempo y verdad es que se esfuerza mucho y trabaja bien. Es inteligente para jugar pero a su vez también le falta cierta concentración en el juego, porque momentos se distrae. Pero es un chico con muchísimo potencial, tiene todavía mucho por trabajar pero los partidos que le ha tocado ingresar lo ha hecho realmente bien. Acá nosotros estamos muy contentos con él, y como todo jugador joven sabemos que necesita tiempo para seguir mejorando, lo está haciendo bien. También estuvo un poco perjudicado por una lesión en el dedo que lo tuvo un mes y medio parado, pero con el correr del tiempo va a andar muy bien”

Con apenas 21 años, Santi Barrales tiene un futuro enorme por delante, pero hoy ya vive un presente fantástico (foto: Prensa Racing)

– Tomás Gutiérrez (Rocamora): base, 1.82 metros y 20 años (01-11-1999, Santa Fe)

* Promedios: 8.4 puntos (42% dobles, 34.8% triples y 87.5% libres), 2.5 rebotes, 2.1 asistencias, 1.3 recuperos y 6.7 de valoración en 24.1 minutos (17 PJ)

. Tomás Gutiérrez venía de tener una breve experiencia en Salta Basket sobre el tramo final de la temporada pasada, jugando en dos meses un total de 11 partidos en la 2018/19 de la Liga Argentina con ya una interesante muestra: 3.2 puntos, 1.9 rebotes y 0.9 asistencias en 14.9 minutos. Antes de ser cedido el santafesino pasó la primera parte de aquella temporada en Atenas, su club de origen, por La Liga (medias de 1.7 puntos, 1.4 rebotes y 1.6 asistencias en 9 partidos). Para esta campaña cayó en un proyecto ideal como lo es Rocamora, club con un lineamiento que se caracteriza por ser un gran impulsor de talentos jóvenes, apostando al desarrollo y acompañándolos en una etapa clave para darles ese lugar de crecimiento que tantos chicos buscan. Y con Gutiérrez acertó: Tomás sin lugar a dudas está teniendo una temporada superadora en todo sentido, viene con la continuidad que tanto buscaba y en el club uruguayense disfrutan de todo su talento. Base muy rápido, con mucha visión de juego, entendedor de cada momento del partido, interesante pasador y también con gol en las manos, Gutiérrez está atravesando una temporada que felizmente puede catapultarlo mucho más alto. ¿Qué le falta? Continuidad, que es algo que se ganará solo con los partidos y que trae como punto negativo ya que en años anteriores ha jugado poco, sin tantos minutos de calidad en la categoría en la que estaba, tapado en ese caso. Pero hoy en Rocamora está madurando rápidamente, y esto teniendo en cuenta que apenas tiene 20 años. Este caso es muy similar al de Franco Baralle, que antes de asentarse en Atenas también tuvo un gran paso por Rocamora, y luego volvió al Griego mucho más desarrollado, tanto que al día de hoy ya . Lo del santafesino va por las mismas vías.

* La visión de su entrenador, detallando también cómo se complementa con otro U23 en la base como lo es Ignacio Gerbaudo: “La decisión de que Tomás Gutiérrez sea el base titular, así como en su momento lo hemos hecho también con Facundo Gago o Franco Baralle, es para poder darle un lugar de importancia en lo que es la conducción de un equipo sabiendo que el periodo de aprendizaje es muy grande y que la calidad existe, y en el caso particular de Tomás deberá trabajar en su consistencia diaria de trabajo para poder todas las noches tener la regular que su calidad amerita. Es uno de los bases más rápidos de la categoría, tiene una potencia física que no todos los bases la tienen, y lo difícil es que lo pueda lograr todas las noches y que todo ese potencial que tiene verdaderamente sea una realidad. Ese es el caso específico de Tomás, que a lo largo de toda la temporada es y será el base titular de Rocamora. Buscamos un complemento en Nacho Gerbaudo, también como ficha U23, pero siendo un jugador que en vez de venir de la Liga Nacional viene de jugar el Torneo Federal, que tiene muchos partidos en primera división para su corta edad. Entonces lo que buscamos fue contrarrestar, a pesar de tener una similitud en la edad, toda la experiencia que no tiene Tomás dentro de la cancha con lo que sí tiene Nacho Gerbaudo que son muchos partidos de Torneo Federal y que entre ellos dos se complementen sabiendo que son dos jugadores de distintas características. Lo están haciendo muy bien los dos”, Juan Manuel Varas (DT, Rocamora).

– Matías Caire (Rocamora): ala pivote, 1.90 metros y 20 años (07-08-1999, Concepción del Uruguay)

* Promedios: 12.0 puntos (47.6% dobles y 70.6% libres), 2.1 rebotes, 1.2 asistencias, 0.9 recuperos y 7.5 de valoración en 24.8 minutos (17 PJ)

. Uno de los jóvenes talentos formados y desarrollados en Rocamora. Más allá de que regresó al club para esta temporada, Matías ya tiene experiencia previa de haber hecho todas las inferiores en la entidad uruguayense. Debió salir a buscar experiencia afuera, donde después de pasar por otros equipos entrerrianos como Luis Urdinarrain (Liga Provincial) y Central Entrerriano (fue parte del plantel rojinegro que la pasada 2018/19 logró el ascenso a la Liga Argentina desde el Federal) regresó para esta 2019/20 al club que lo vio nacer, convertido en un jugador más desarrollado y maduro. Antes de eso jugó La Liga 3×3 en su regreso al Rojo. Con muchísimo gol en su mano, definitivamente ahora está en su punto justo de despegue. Hijo del Luli Caire, histórico jugador en la institución, Matías hoy está haciendo un camino propio que está dejando un sello importante, por su despliegue, su regularidad, por los destacados desempeños que ha conseguido en importantes partidos de esta temporada (y los que vendrán) y porque verdaderamente está en su mejor momento. Salir de su zona de confort, partiendo a otros clubes para después regresar a Rocamora, le ha dado un plus de maduración que hoy puede aprovechar. Puede jugar tanto dentro como fuera de la pintura, y esa polivalencia sumada a su gran visión de juego, hicieron que se transforme en una pieza clave dentro del esquema de Varas. Rápido y muy ofensivo, seguramente deberá desarrollar un poco más su físico en los próximos años para dar el salto definitivo, porque en la posición que juega puede por momentos brindar algunas ventajas, pero tiene un talento desarrollado y una técnica tan sólida que sin dudas será algo que en cuestión de tiempo adquirirá para completarse.

– Justo Catalín (Rocamora): escolta, 1.80 metros y 20 años (02-08-1999, La Paz)

* Promedios: 6.8 puntos (45% dobles, 40% triples y 77.1% libres), 3.0 rebotes, 1.2 asistencias, 1.1 recuperos y 8.1 de valoración en 17.4 minutos (17 PJ)

. Catalín está encontrando su mejor temporada en Rocamora este año, después de una etapa de maduración y siendo uno de esos jugadores proyecto (al igual que Caire y Galo Impini) que hoy está viendo minutos importantes dentro del equipo profesional. Puede hacer de todo y bien, ya que se caracteriza en todos los rubros y, a medida que siga sumando experiencia, se convertirá en un jugador mucho más completo. Tranquilamente puede asentarse dentro de la categoría, y de hecho esta temporada es ampliamente superadora con respecto a la anterior (3.2 puntos, 2.1 rebotes y 0.8 asistencias en la 2018/19, jugando 13.1 minutos en 47 partidos). Catalín llegó al club proveniente de Independiente de La Paz siendo un juvenil y en estos últimos tres años contando esta campaña ha logrado crecer de forma importantísima dentro de la estructura de Varas. Ese conocimiento que tiene con el entrenador, que lo sigue desde las inferiores de la institución del Rojo, también ha sido cómplice para el nivel que ha podido desplegar hasta ahora. Su talento le abrirá más y más puertas, consolidándose poco a poco, y sabiendo que estamos ante un jugador tan joven que recién está viviendo su primer año como ficha U23, lo que abre un abanico más grande sobre su proyección.

– Galo Impini (Rocamora): alero, 1.91 metros y 22 años (20-06-1997, Concepción del Uruguay)

* Promedios: 3.5 puntos (58.6% dobles, 30% triples y 72.7% libres), 2.2 rebotes y 3.7 de valoración en 15.7 minutos (17 PJ)

. Impini es uno de los jugadores que ya desde hace varios años viene catapultándose dentro del plantel de Rocamora. Es otro de los tres jugadores surgidos de la cantera del club que están sumando minutos de absoluta relevancia cada noche liguera. Desde el 2013 juega con el plantel profesional, por lo que ha sumado experiencia valiosísima desde muy joven que hoy se traduce en su sólido presente. Siendo un chico tan joven, representa el esfuerzo y el sacrificio, es confeso hincha del Rojo y jugador desde las categorías formativas de la institución. El combo perfecto para tener la consideración que tiene en la cabeza de Varas. Quizá no sea un jugador que se destaque en las estadísticas, pero su fuerte principalmente pasa por ser un jugador de rol, siendo uno de los mejores (si no es el mejor) defensores del equipo. Viene de hacer un buen año en la 2018/19, pero esta temporada ha dado un salto más de calidad y maduración. Le faltará ser más determinante en el costado ofensivo, pero para su joven edad ya muestra cosas muy interesantes que Rocamora disfrutó en la Liga de Desarrollo Extendida (donde sí pudo explotar más en ataque) y también disfruta hoy tanto en el certamen local y en Liga Argentina.

* Juan Varas (DT, Rocamora) se refirió a la proyección y el importante presente que tienen tres jóvenes surgidos de la cantera del Rojo, como lo son Caire, Catalín e Impini. La importancia de cada uno de ellos y el orgullo que representa para la institución ver sus evoluciones:

“Justo Catalín, Matías Caire y Galo Impini, son tres jugadores que son nacidos en las categorías inferiores del club. Para nosotros es un orgullo que hoy ellos tres formen parte importante de la rotación del equipo, y que todo eso que hemos vislumbrado a futuro sea una realidad. Todo esto entendiendo que también en su proceso podrán demostrar partidos con grandes actuaciones y que quizá en otros no tanto, pero que confiamos en ellos para que sean la bandera de institución, de que sean el reflejo de todos los chicos, de que vean todos los chicos del club de que con trabajo, paciencia y talento se puede llegar a la primera división; así que estamos orgullosos de que ellos tres hoy estén dentro de la rotación activa del equipo. Y además lo están haciendo con preponderancia, ya que ha habido partidos donde Caire se ha destacado en el goleo, ha habido partidos donde Catalín se ha destacado en todos los rubros ya que es un jugador todoterreno, e Impini desde su rol un poco más defensivo que quizá no resalta más desde la estadística es uno de nuestros bastiones defensivos y esperemos que también, con mucho trabajo diario, pueda crecer además en lo ofensivo. Pero verdaderamente cada partido en donde ellos dan un paso adelante no solo es un orgullo a nivel personal sino también a nivel institución, vamos por ese camino y sabiendo que este recién es el inicio de sus carreras”.

– Agustín Más Delfino (Rocamora): alero, 1.94 metros y 22 años (10-01-1997, Merlo San Luis)

* Promedios: 7.7 puntos (42% dobles y 79.5% libres), 3.6 rebotes, 1.1 asistencias y 6.3 de valoración en 21.5 minutos (16 PJ)

. Más Delfino es uno de los jóvenes que había quedado un tanto tapado en estos últimos años, pero que de la mano del proyecto Rocamora ha resurgido en un brillante esplendor, esperanzador. Fue una de las apuestas que podía salir muy bien como está sucediendo hoy, pero así también podía ser todo lo contrario. El talento y la capacidad la tiene, y es algo que sigue desarrollando porque todavía está en proceso de maduración, pero Agustín tenía el desafío de hacerlo bien en una categoría mucho más competitiva, porque después de haber pasado por el Federal con Sportivo Escobar y GEPU necesitaba subir la vara. Más aún si tenemos en cuenta que hace algunas temporadas atrás tuvo un pequeño paso por Sarmiento de Resistencia en el ex TNA (2.4 puntos y 1.1 rebotes en 8 minutos). Hoy el joven surgido de Atenas viene cumpliendo muy bien su rol, y necesita mantenerse así para reencontrarse con esa proyección que lo catapultaba bien alto cuando hace 5 o más años militaba en los seleccionados argentinos de inferiores (jugó el Sudamericano U15 en 2012 y luego fue parte del Mundial U17 del 2014). Asentándose este año, algo que está en vías de conseguirlo, su futuro puede volver a ser interesante. Lo positivo, además de su buen presente, es que esa actualidad no es casualidad porque tiene condiciones reales de triunfar y que es un trabajador nato, aspectos claves en este momento.

* La visión de su entrenador: “En cuanto a Más Delfino, nosotros vemos que a corta edad ha sido capitán de selecciones argentinas, ha tenido un recorrido en divisiones menores muy pero muy amplio, y que después no ha podido hacer pie dentro de la categoría. Entendemos que lo ha hecho muy bien el año pasado en el Federal jugando para GEPU de San Luis, y sentimos que Rocamora es un lugar donde él puede verdaderamente tomar un montón de decisiones en la categoría para poder demostrar su real capacidad. Entendemos que todavía tiene mucho más para darnos, que está forjando su carácter y su toma de decisiones, que está conviviendo con la adversidad del día a día; pero es un jugador que es ejemplificador respecto a su trabajo diario, que goza de una calidad por sobre la media, y que el tiempo le dará la justicia necesaria para poder ser un jugador de la valía que sus características y calidad verdaderamente tiene. Esperemos que acá en Rocamora pueda encontrar ese lugar y esa confianza, y nosotros lo podamos disfrutar lo que resta de la temporada y que verdaderamente Agustín demuestre con hechos todo lo que tiene dentro de él como jugador”, Juan Manuel Varas (DT, Rocamora)

* Juan Manuel Varas (DT, Rocamora), sobre la proyecto del Rojo como impulsor de jóvenes, manteniendo siempre el sentido de pertenencia y la importancia del club como piedra angular del proyecto:

“Nosotros somos un equipo donde necesitamos de todos, y es eso es importante dejarlo claro. Partiendo de la base de que nosotros en Rocamora sentimos que somos un club trampolín donde disfrutamos el tener jugadores con potencial para poder establecerse dentro de la categoría y poder tomar un protagonismo que en otras organizaciones quizá no tengan el tiempo de maduración, estamos muy conformes con el plantel que armamos y la cantidad de talento que tenemos en conjunto. Sabiendo eso somos conscientes de que en una liga tan dura y extensa lo más difícil de conseguir es la regularidad, poder repetir todos los días cosas que nos hagan bien al equipo; y es ahí donde nosotros estamos trabajando, en poder vivenciar esas tomas de decisiones como algo natural y no algo esporádico. Los chicos que son nacidos de las inferiores del club, a nosotros nos genera un orgullo poder ver que la proyección que teníamos con ellos se va convirtiendo en una realidad, porque en todo momento, desde siempre confiamos en ellos. Son un gran ejemplo para los más chicos del club, para que vean que con trabajo pueden llegar, como lo hicieron y lo están haciendo ellos. Con los U23 también hay que tener en cuenta que dentro de su periodo de crecimiento la presencia de jugadores como Kily Romero y Mauro Araujo hacen un poco de sostén y de líderes, pero sabiendo también que muchas de las responsabilidades del equipo están en manos de jugadores muy muy jóvenes donde muchas veces corremos el riesgo de que la inexperiencia nos pueda jugar una mala pasada, sea en un cierre de juego o en alguna preparación de juego, pero nunca desde la mala fe sino desde la inexperiencia que puedan tener los chicos. Dentro de la institución, mismo carrera que yo ya llevo 13 años dentro del club va un poquito de la mano lo que buscamos en los jugadores: un entrenador nacido en el club, muy muy joven, al cual me han bancado alguna mala racha o temporada donde el año pasado nos ha ido muy bien siendo la única campaña de la historia del club dentro de la categoría… entonces el club también es consecuente, conmigo como entrenador, de lo que buscamos en los chicos”.

Gutiérrez encontró regularidad y un escenario ideal para potenciarse dentro del proyecto Rocamora (foto: Prensa Rocamora)

A SEGUIR

Dentro del análisis en la Conferencia Sur, también hay que considerar otros valores U23 y juveniles importantes que, ya sea por mención de algunos entrenadores o no, aparecen como jugadores a seguir. Dentro de estos casos podemos mencionar a:

Cristian Zenclussen (Central Entrerriano), José Bione (Central Entrerriano), Silvano Merlo (Ciclista), Ignacio Colsani (Ciclista), Sebastián Cuevas (Ciclista), Mariano Marina (Estudiantes), Johu Castillo (Estudiantes), Juan Cruz Ramayo (Estudiantes), Agustín Sánchez (Gimnasia), Joaquín Acuña (Gimnasia), Yago Sánchez (Gimnasia), Marcos Risso (Gimnasia), Mateo Battistino (Parque Sur), Ignacio Zulberti (Parque Sur), Brian Osuna (Parque Sur), Matías Gómez Nellar (Racing), Juan Ignacio Fernández (Racing), Ignacio Gerbaudo (Rocamora) y Marcos Helman (Rocamora).

0 comentarios - “Proyección Liga Argentina: los jóvenes talentos de la Centro Sur”

Deja un comentario

Legis RN 2020

A E C de Viedma

Municipalidad de Viedma RN

Muebles y Servicios

Municipio Patagones