Categorías

APREBA

Instagram

  • Novena victoria al hilo del Ciclo Romano Con un andar
  • Fue reconocido Howard Wilkerson por su paso en Atenas por
  • Luego de estar 26 abajo Deportivo Viedma lo llev a
  • En un gran juego colectivo Atenas gan su 8vo juego
  • Batacazo de Parque Sur en Viedma Deportivo Viedma no pudo
  • Con un gran tercer cuarto 206 Sol de Mayo se

El Tiempo en la zona

El tiempo - Tutiempo.net

Empoderamiento femenino: Tres chicas superpoderosas

Los tiempos cambiaron: el presente es dinámico y cambiante, busca voces poderosas y audaces de manera constante para romper los esquemas. En ese contexto, la cantante de trap Dak1llah, la jugadora de básquet Florencia Chagas y la muralista Fio Silva expresan un mensaje fuerte que se amplifica en profesiones y espacios donde la mujer aún no era reconocida ni marcaba una verdadera diferencia.

Mientras la sociedad todavía se muestra confundida en muchos aspectos, el paradigma está cambiando para que la mujer pueda expresar su talento y creatividad en disciplinas históricamente lideradas por los hombres. Dak1llah es la voz poderosa del trap, Florencia Chagas crece en el básquet y Fio Silva pinta murales porque, dice, con sus intervenciones en la calle transforma y se transforma.

Las tres se prueban las zapatillas Air Force 1 Sage Low de Nike, una versión de las icónicas Air Force 1 inspiradas y diseñadas pensando en la mujer, mientras hacen fotos con una pared de bloques de ladrillos grises de fondo y llevan una remera que grita “The Force is Female”, esa misma remera que se obsequiará a partir del 5 de noviembre en Nike Alto Palermo, Alcorta Shopping y Nike Soho con la compra de las zapatillas.

Flor Chagas, 17 años y jugadora del Famila Schio de Italia, podría utilizarla de tablero si hubiese un aro de básquet; Dak1llah, también 17 años, podría apoyarse ahí para hacer un video y lograr, como con Number One, tres millones de reproducciones en Youtube. Fio Silva, de 27, sin dudas expresaría su arte con imágenes de animales y un sentido orgánico de la vida. Cada una en lo suyo deja su propio sello y marca una diferencia, y todas son parte de “Force is Female”, una campaña que eleva estas 3 voces jóvenes y celebra el carácter, el compromiso y la pasión femenina para revolucionar el presente. Juntas, tienen la fuerza para empoderar a miles de mujeres con una energía que se siente y contagia. Juntas son protagonistas de una historia que hará historia.

Flor Chagas tiene 17 años y es jugadora de básquet. Actualmente juega para el Famila Schio de Italia.

Fio Silva comunica con sus pinturas. “Cuando voy a un lugar nuevo me informo sobre su fauna y flora, hablo con la gente. No me gusta ir e imponer lo mío. Buscar un elemento del lugar hace que no vaya solo con mi idea. El arte es colectivo”, dice. Pero a ella, sobre todo, le interesa lo que sucede en torno a la pintura, esos micromundos que se generan alrededor de sus trazos: “La calle es el verdadero lugar donde la gente puede expresarse. Para mí en particular es un lugar de aprendizaje. Ahí conozco gente, aprendo, comparto. Empiezo con una idea pero se transforma y se ve recién en el resultado final. Preparo un boceto pero lo cambio en el medio. Son tres o cuatro días de pintar un mural y paso por diferentes estados de ánimo y eso se refleja en la pintura. Hasta el clima influye sobre lo que hago. El mural es eso: todo lo que pasó durante el proceso”.

La calle también es el espacio donde se deconstruye y construye. Dak1llah, la chica que miraba sin mirar desde su balcón hasta que decidió salir de su ámbito, de esa zona en la que no terminaba de sentirse auténtica: “Yo vivía en Nordelta, supuestamente uno de los lugares más caros de Buenos Aires, y muchos chicos me decían ‘qué te hacés la rapera si el rap es calle y vos sos una cheta’. Yo también pensaba que Nordelta era una “burbuja de cristal”. No lograba encontrarme en ese entorno. Y encima estaba en una etapa de rebeldía contra mi mamá”. Dak1llah había empezado a ir a los 12 años a plazas donde los chicos “batallaban” y entonces supo que ese era su lugar en el mundo: “Era la situación perfecta, yo estaba en una etapa de rebeldía con mis papás, que no me querían ver ahí porque, según ellos, estaba con chicos que la mayoría tilda de complicados, de manejarse en un ambiente que todos califican como cerrado/poco sano. Yo lo que digo que el rap es rap. Gente con historias difíciles hay en todos lados. Y ahí puedo expresarme como quiero y vestirme como quiero. Soy calle. A mí no me faltaba plata, pero necesitaba amor”.

Si Fio pinta en los lugares en los que habitualmente lo hacen los hombres (“En realidad hay tantas mujeres como hombres. El tema es por qué los hombres tienen más visibilidad que las mujeres. Esa situación hay que transformarla. Hay una asociación que se llama MURA -mujeres muralistas-, que apunta a lograr una equidad.”) y Dak1llah se destaca por su talento en un submundo de tinte masculino, Florencia Chagas logró abrir las puertas de un deporte que venía poniendo el foco en la Generación Dorada que comandó Manu Ginóbili. Incluso ella, hasta los 12 años, tuvo que jugar con chicos porque en el club Casa de Padua, donde jugaba su papá, no había básquet femenino: “Arrancar a jugar con varones fue el primer pie que a la larga me sirvió para mi juego con las mujeres. La intensidad del juego de los hombres es diferente. Creo que me dio un plus. A los 13 cambian los físicos y ya no me dejaron jugar más con ellos. Yo estaba feliz de jugar con un equipo de chicas y encontrarme con otro ambiente”. Con su llegada, Florencia supo romper esa barrera, amplificando el basket femenino y su profesionalización, dándole un nuevo aire a la disciplinas y espacio a aquellas chicas que buscan hacerse un lugar en ese deporte.

Fio Silva tiene 27 años y afirma que su objetivo es "comunicar" con sus murales.

La calle es una de las palabras clave que funciona como llave del discurso de las tres chicas que ahora, en una tarde en Vicente López, lucen las zapatillas Nike Air Force 1, relanzadas como parte de una campaña que conceptualiza el empoderamiento femenino. Chagas, que viajó desde Italia para jugar el 3×3 (una adaptación callejera del básquet convencional) en los Juegos Olímpicos de la Juventud de Buenos Aires, reivindica el valor de los espacios públicos: “Debería haber un aro en cada plaza. El básquet callejero es masivo”, asegura. Dak1llah hace una composición de lugar: “La calle es todo: adrenalina, peligro, diversión, ranchaje. Se viven situaciones que no vas a ver encerrada en tu casa. Y depende en qué calle, porque yo pasé de vivir en un lugar re tranquilo en el que no pasaban autos y miraba desde mi balcón re aburrida y no había nadie a estar en plena capital donde hay gente de todo tipo, de todo mambo, a toda hora. Hay que cuidarse de la calle pero también saber caminarla. Si la sabés caminar está buena. Te cuenta bastante”. Fio, que pinta casi todos los días, pasa más horas en la calle que en su casa: “Busco disfrutar del tiempo de la vida. Pintando me pasan muchas cosas, conozco gente. Siento que estoy haciendo algo de verdad con mi tiempo. A mí me resulta. Cuando termino de pintar siento que descargué energía, que me cansé. Y en el medio conocí gente, lugares nuevos, alguien se puso contento por lo que hice, a alguien no le gustó. Es salir, es estar en la calle. Hay un intercambio que me transforma”.

Las chicas son referentes en sus ámbitos, aunque no necesariamente lo asuman de ese modo. Fio es todavía esa chica de barrio, que conoce como nadie las calles de Villa Tesei, pero que aún busca encontrar su lugar en el mundo de la misma manera que supo definir su identidad creativa. Pasa de pintar un mural en Juan B. Justo y Corrientes, en el barrio porteño de Villa Crespo, a intervenir paredes en Londres. “Si alguien se puede sentir representado con lo que hago me pone muy bien porque yo soy muy feliz pintando y puedo trabajar al mismo nivel de un hombre en todas las labores: pintar una pared, gestionar cosas. Si alguien puede ver que esto está pasando, está bien. Pero como referencia de algo, no. Me parece mucha responsabilidad hablar en nombre de otras mujeres. Pero sí me asumo como feminista y reivindico ese movimiento. Lo que importa es lo que se gesta”, señala.

Dak1llah no reniega del reconocimiento que le confieren sus miles y miles de seguidores en las redes sociales y hace gala de una autoestima que, al menos en apariencia, en indestructible: “Me re siento una referente, soy una referente de las cosas buenas que el rap puede hacer. Pero es re difícil ser ídolo porque además tu vida de un momento al otro es totalmente pública. Y de pronto alguien se entera algo de vos que no la sabe nadie y por ahí recibís un montón de críticas de gente que no sabe quién sos. Es difícil porque te putean, te hacen críticas re bajas y hacen comentarios que no son constructivos. Pero ahí es cuando tenés que entender que si te va a importar más lo que dice la gente que lo que hacés vos, sabiendo que lo estás haciendo bien, entonces el problema es más tuyo que de la gente que habla por hablar”.

Para Dak1llah la calle es su mundo, ella se siente una referente del rap y lo hace en un ambiente donde los hombres son mayoría.

Como todavía no es mayor de edad, Florencia Chagas no puede jugar en la Serie A1 de Italia. Por eso tiene marcada en rojo la fecha de su próximo cumpleaños: recién a partir del 27 de junio del año que viene podrá lucirse como base o escolta en uno de los mejores equipos de Europa. Aun así, se considera “responsable de la difusión del básquet femenino como parte de la cultura deportiva”. Y compara: “Antes era un deporte considerado masculino”.

Las voces no se apagan. Las chicas, juntas hacen la fuerza que cuando hablan “dicen” volverán a sus rutinas, sus trabajos, sus lugares. A donde seguirán replicando su mensaje con lo que más les gusta hacer.

Fuente: Clarin

0 comentarios - “Empoderamiento femenino: Tres chicas superpoderosas”

Deja un comentario

Municipio Patagones

A E C de Viedma

Municipalidad de Viedma RN

Legislatura RN

Liga Argentina Fixture

Streaming TFB

Descargá la Aplicación en