Categorías

Instagram

  • Invicto en casa En un partido apretado depoviedmaok logr la
  • Puntazo para Atenas El griego se llevo la victoria sobre
  • Buena victoria en casa SoldeMayo derrot sin inconvenientes a IndependienteNqn
  • Duro en casa Dep Viedma se qued con un partido
  • TFB Mariano Pinto ya se hizo cargo de Jorge Newbery
  • Regalo de cumpleaos Atenas se sac la mufa de ganar
  • Primero en casa Villa Congreso tuvo el partido soado ganndole
  • Ganar con la ltima Deportivo Viedma defendi su localia y
  • Derrotas que duelen Atenas dej escapar un partido increble ante

Seguí tu equipo por…

Victoria Llorente: “Volver a jugar fue uno de los momentos más felices de mi vida”

Luego de ocho meses, la integrante de Las Gigantes volvió al parquet dejando atrás su lesión de ligamentos cruzados. Cómo vivió ese momento, la ilusión de regresar a la Selección, compartir Europa con su hermana y otros detalles imperdibles en esta nota.

Fue la primera de cuatro bajas que sufrieron Las Gigantes durante el 2017. Es la primera en volver al ruedo, resurgiendo como el ave fénix y dándole aún mayor empuje a un equipo nacional que afrontará el Mundial en septiembre próximo. Victoria no puede esconder su felicidad.

El sábado, junto con el Gernika, volvió a las canchas. A esa pasión que debió contener a rajatabla durante largos ocho meses, lidiando con una lesión, y su posterior proceso: operación, recuperación y puesta a punto. Cada uno de esos pasos, indispensables y no por eso tediosos para una ansiedad a flor de piel, quedaron en el pasado, cuando el coach Mario López le indicó que entrara, promediando el primer cuarto.

En una temporada especial, donde su hermana Florencia vive su primera experiencia en el baloncesto europeo, jugando la segunda categoría italiana con el Marghera, “Viky” encontró motivaciones más que suficientes para regresar con todo.

¿Cómo fue volver a jugar después de tanto tiempo?
-Fue algo increíble. Puedo decir que fue uno de los momentos más felices de mi vida. Fui muy feliz. Fue una mezcla de sentimientos y emociones… todas juntas. El volver a jugar, el hacerlo en Gernika con mi equipo, con el público… el tener a parte de mi familia acá conmigo y que puedan verme así de feliz haciendo y disfrutando de lo que más me gusta… el sentirme tan bien y que ni por un segundo se me hayan pasado por la cabeza estos ocho meses de mi último partido… el ver cuanta gente estaba ahí conmigo acompañándome y apoyándome, tanto físicamente como las personas a distancia que con un mensaje, una foto, estuvieron cerca de mí. Me sentí tan afortunada y agradecida de lo que tengo. Un montón de cosas que hicieron que fuera uno de los momentos más felices de mi vida. Tampoco sé si puedo explicarlo bien en palabras, pero sé lo que sentí y sé que fue una de las tardes más maravillosas que viví.

¿Qué fue lo primero que se te vino a la cabeza cuando el coach te mandó a la cancha?
-Debo admitir que al principio estaba un poco nerviosa. Ya desde el momento de la presentación donde la gente de Gernika hizo lo suyo al escuchar mi nombre otra vez dentro de las jugadoras del equipo, empecé a sentir un cosquilleo en la panza. Pero también estaba muy concentrada en el partido. Intentaba no dejarme llevar por las emociones, aunque un poco fue inevitable, y enfocarme en el partido y en el trabajo que debía hacer si me tocaba entrar. Estaba preparada. Me sentía confiada. Y así fue. Me tocó entrar en la mitad del primer cuarto y mi cabeza estaba en el partido, nada más. No pensé en mi rodilla, ni en mi recuperación, ni en mi vuelta después de tanto tiempo. Solo pensaba en el trabajo que tenía que hacer para ayudar a mi equipo y la verdad es que a medida que fueron pasando los minutos me sentí cada vez mejor.

¿Este parate para que te sirvió? En el básquet y/o en tu vida.
-Yo tengo una manera de ver la vida, en donde creo que todo pasa por y para algo. Este parate tan largo me hizo ver todo de otra manera, desde otro lugar en donde nunca lo había hecho, tanto el básquet como la vida. Aprendí muchísimas cosas y valores que creo que si no hubiera pasado por esto no los hubiera podido aprender nunca. Creo que pasar por una lesión así te hace sin dudas más fuerte, en muchos aspectos. Yo siento que aprendí con esta lesión a disfrutar y valorar. Disfrutar de lo que tengo cada día, y amar aún más el básquet. A trabajar y esforzarme por lo que tanto quiero. Aprendí a no dejar de soñar nunca. Aprendí lo que es la perseverancia, la constancia, la confianza… Sin dudas, creo que esta lesión me hizo mejor. Crecí como jugadora. Me siento más madura. Creo que verlo de afuera durante tanto tiempo también me ayudó.

Puede sonar raro, pero entonces, ¿Esta lesión te hizo crecer?
-Raro sería si dijera que no te hace crecer. Se crece muchísimo como jugadora y como persona. Puede sonar raro que lo diga ahora ya recuperada, pero un poco agradezco el haber tenido que pasar por esto.

¿Cómo vivis que Florencia juegue en Italia?
-Muy bien. Creo que Flor es una jugadora y una persona que merecía muchísimo algo así en su vida y su carrera. Ya que es mi hermana, nadie mejor que yo puede decir lo que se esfuerza, lo que ama el básquet, con la pasión que lo hace, las cosas que dejó siempre por el básquet, lo que disfruta hacerlo. Creo que es una oportunidad que no podía desaprovechar. Tenía que vivirlo aunque sea una vez. Vivir la experiencia y aprovechar la oportunidad que le estaba dando este deporte por el que tanto ha hecho desde que tiene 10 años.

¿Qué podes decir de la temporada que está haciendo?
-Creo que le está yendo muy bien. Está haciendo una muy buena temporada. Su equipo no había conformado un equipo para estar en las posiciones de arriba y ahí están, manteniéndose en mitad de tabla. Individualmente creo que hasta superó sus propias expectativas. Está haciendo muy buenos números y creo que el irse a jugar afuera fue lo que le terminó de dar la confianza que necesitaba para saber la jugadora que es, y la ayudó a terminar de crecer en su juego.

¿Qué te generó ver a la Selección desde afuera?
-Ver a la selección desde afuera, ver a mis compañeras pelar así de esa manera por lo que tanto queríamos, a pesar de todas las adversidades, fue una de mis motivaciones para recuperarme. Eran tantas las ganas que tenía de poder estar del otro lado peleado con ellas por nuestro sueño y por nuestro país, que tenía clarísimo que iba a recuperarme y que iba a poder estar peleando un lugar para ir a jugar el mundial.

El próximo martes se sorteará el Mundial. ¿Lo tomas con calma o queres conocer ya a los rivales?
-Siendo sincera, el lunes me enteré que este martes que viene se sortean las zonas y no podía creerlo. Ya mi cabeza empieza a irse, pensando en que no falta tanto, en querer prepararme y prepararnos de la mejor manera. En querer ya saber cuáles serán nuestros rivales y empezar a vivirlo desde ahora.

Si pudieses armar la zona, pese a que todos son rivales duros, ¿A cuáles elegirías?
-De acuerdo a cómo se forman los copones para hacer el sorteo creo que sería mejor que nos toque un equipo de África y no un asiático. Siempre se nos complica más con los asiáticos. Después en cuanto a equipos europeos, creo que todos son potencias y que todos son rivales muy duros, pero estaría bien tener a España en el grupo, así luego no cruzamos.

Jugas en España, ¿Qué se puede esperar de un Mundial que se organiza allá?
-Yo la verdad es que me siento afortunada de poder jugar y vivir en un país como es España. Tengo muchísimas expectativas de cómo puede llegar a ser un Mundial organizado por ellos. Son potencia, tanto a nivel básquet como país. Van a tener todo en cuenta. No van a dejar nada librado al azar. Sin dudas habrá mucha organización para todo y van a querer que cada equipo esté lo mejor posible.

 

Florencia Llorente, palabra de hermana

¿Cómo fue estar al lado de Viky en estos meses de recuperación? ¿La tuviste que levantar muchas veces?
-La verdad es que al principio fue bastante duro para todos. Sobre todo la primera semana. Hacerse a la idea de que iba a estar afuera de las canchas por seis meses o más, era algo tremendo para ella, algo que nunca se le había cruzado por la cabeza. Tenía tristeza, angustia, miedo, inseguridad… lloraba de nada y tenía una pregunta que le retumbaba una y otra vez ¿Por qué a mí?

A partir de la segunda semana algo cambió. Hizo un click. Se puso fuerte de cabeza y empezó a laburar a pleno. Ahí fue cuando supe que iba a volver mejor que nunca. No descansaba ni un día. Antes de la operación iba al gimnasio a fortalecer el cuádriceps y después alternaba kinesiología, gimnasio y natación; más trabajo en cancha. No había un día que se quedara quieta.

Durante el proceso de rehabilitación se apoyó tanto en nosotros, su familia, como en sus amigas, pero en ningún momento la vi desplomarse; siempre con la meta fija de volver mejor que antes. Y hoy en día se puede decir que así fue.

La debes conocer como nadie, ¿La lesión la hizo crecer?
-Sin dudarlo, sí. Hacía dos años que Viky no descansaba. Que no tenía vacaciones. Alternaba la liga en España con la liga en Argentina. Y obviamente no hay cuerpo ni mente que aguante. Llega un momento que el cuerpo dice basta y creo que este fue el caso de ella. La lesión le sirvió para hacer un reseteo general, sobre todo a nivel mental. Estos seis meses fueron muy ricos para ella, para poner las ideas claras y volver mucho más fuerte y con más ganas que antes.

¿Cuál sería una buena descripción de Viky para el que no la conoce ni dentro ni fuera de la cancha?
-Viky es una de esas personas que no se rinden nunca. Es un claro ejemplo del famoso “never give up”. Una jugadora que la queres tener siempre en tu equipo, porque hasta en los días en los que no mete una, defiende como un caballo, te baja 15 rebotes y recupera 3 pelotas.

Tanto dentro como afuera de la cancha todo lo hace con esfuerzo, sacrificio, constancia y obviamente la humildad que tanto la caracteriza. A eso se le suma que tiene un talento innato increíble, un físico privilegiado y además que es zurda sólo para jugar al básquet. Mi jugadora favorita siempre, o al menos hasta que crezca Catita (su hermana menor de 10 años) –risas-.

Y el que la conoce sabe que además de todo esto es una hija, hermana, nieta y amiga de diez, porque tiene un corazón enorme.

Fuente: CABB

0 comentarios - “Victoria Llorente: “Volver a jugar fue uno de los momentos más felices de mi vida””

Deja un comentario

Síguenos

El Tiempo en la zona

El tiempo - Tutiempo.net

Descargá nuestra Aplicación

A E C de Viedma

In Bocca al Lupo

Legislatura RN